Capítulo cuarto – Cuentas pendientes

Hacía mucho tiempo que tenía pendiente continuar con esta nuestra biografía baladí, ciertamente, y es posible además que me haya dejado algún capítulo en el tintero, para qué negarlo. No obstante, intentaré resumir el estado en el que se encuentra esta humilde banda a día de hoy y tras unos cuantos sobresaltos.

Allá por noviembre de 2014, culminamos #LaOsadíaTour, una exitosa gira de más de sesenta conciertos por todo el Estado español (ya sólo que una banda de rock de tan escasos medios como la nuestra hiciera tantos bolos, sin duda ya es un éxito en sí mismo). A mitad de gira, para bien y para mal, hubimos de cambiar de bajista: el que fuera nuestro compañero durante más de 8 años, Néstor de Inés, abandonó esta aventura para ser sustituido por un nuevo compañero, Juanma Castaño, que estaría con nosotros hasta junio de 2016, tras lo cual dio paso al actual miembro a cargo de las cuatro cuerdas: Juanma López. Obviamente, tantos cambios no beneficiaron a corto plazo el devenir de la banda, pero actualmente podemos decir que estamos mejor que nunca, así pues nunca hay mal que por bien no venga, como se suele decir. Además y también a mitad de la gira de marras, decidimos cortar nuestra relación con la que había sido nuestra discográfica y agencia de contratación, Gaser Discos/GSR producciones, tomando la vía de la completa autogestión como modo de vida: yo me lo guiso y yo me lo como, cual Juan Palomo.

Entre tanto, una vez culminada dicha gira en la que pudimos presentar sobradamente nuestro doble LP Con Humilde Osadía, nos planteamos distintas posibilidades para continuar con este proyecto musical. Decidimos entonces probar una estrategia, como casi todo lo que hemos hecho hasta ahora, arriesgada a la par que original: una trilogía de EPs que publicaríamos en años consecutivos, como así ha sido, a la vez que girábamos en un #Retratour sin prisa pero sin pausa. La idea tenía su miga, para qué engañarse. Si editar un disco supone una inversión difícil de afrontar por todo lo que ello supone (producción, grabación, edición, promoción…), imaginad afrontar una triple edición, sin respaldo de agencia ni discográfica alguna… De locos, ¿verdad? Posiblemente, así sea, y más cuando sufrimos el último cambio de integrantes a mitad de proyecto, pero con la convicción y el optimismo que nos confiere nuestra humilde osadía hemos podido cumplir con el objetivo prometido: Retrato de Insolvencia Moral (octubre de 2015), En La Sociedad Actual (octubre de 2016) e Y Otros Pretextos (octubre de 2017) así lo atestiguan.

Ahora queda mirar hacia delante con la ilusión fortalecida por las muestras de cariño recibidas en los últimos tiempos por nuestro querido público, aún sin saber adónde vamos a llegar ni cuál será el siguiente paso a seguir. Sólo tenemos claro que haremos llegar nuestro mensaje baladí a cualquiera que quiera escucharlo como siempre hemos hecho, sumando nuevas fechas a nuestro calendario de conciertos, señalando muescas a nuestros mástiles a falta de revólveres con los que disparar y con la semilla latente de un nuevo plan para desenmascarar el mundo que habitamos: sin lucha, no habrá rocanrol.

Carta Baladí 2015 © Todos los derechos reservados